Poesía

Extensión Visual


Verónica Cygnus
(26 años- 19/11/07)

¡Un anillo para el ojo y
la llave en la puerta entreabierta!…
Recibe Palma Verde,
la sorpresiva gota de mi néctar,
acaricia su trayectoria y génesis,
moviéndose con su peso Celeste
que te hace ceder en Espacio…
¡Umbral luminicsente,
que esparces al infinito y lo estrechas!,
lugar del Aire que Baila,
agitándose ese velo de Seda agrio…
Reloj de Perla,
y lagrimas de auroras boreales.


Anuncios
Poesía

Maya


Verónica Cygnus
(26 años- 19/11/07)

Montes con cimas de llama pues,
si no soy origen soy la Causa que marca.
¡Yo rectifico detalles,
recomprendo la Autoconciencia,
de Efectos!…
Cierto es, que no soy origen,
pero aparecí por Arte Perfecto,
y no pude reconocerme.
Desde entonces me desgrane hilvanandome,
así me convertí en ésta Unidad Cinérgica.



Pensamientos

Frutilla


Verónica Cygnus
(26 años- 17/11/07)

Solo una no satisface mas me incita al arrobamiento.
La unión hace la fuerza y es cierto pues,
siendo pequeñas dan tibieza, alegría, sorpresa y logran, con su simpleza humilde,
llenar los espacios hambrientos de sabiduría.
Como una caja de bombones son y hago
mías las palabras de un tipo especial.
Como las Chinitas y la Cuchara son…
tan Bienaventuradas ellas son de acidez que
reanima e impacta pues declaran: Yo soy yo, directamente.

Poesía

Palmas


Verónica Cygnus
(26 años-13/11/07)

Mis Palmas de esculturas pulidas,
como causes de Historia y atísbos de Destino…
sí , solo veo los atísbos,
¡detesto hacer trampa!.
Palmas Tiernamente Cálidas,
como vasijas de greda para Enriquecer,
el Aire en mi Madre,
como pañuelo para mis angustias,
¡Universo estrecho colmado de respuestas!…
dispensadora de mi Agua que limpia,
con su frescura,
mi par de Certezas y mi faz agotada.



Cuentos

El Cumpleaños


Verónica Cygnus
(26 años- 11/11/07)

Baño de mujeres en el Plaza Vespucio, cuando son las 9:20 pm:
-Hija, ¿te gustó el cumpleaños?- preguntó a su hija de trece una madre treiteañera y continuó…
– Porque si quieres lo celebramos en la casa éste otro fin de semana…-
-¡No!…-contestó riéndose para sus adentros.
-No…si me gustó-
-Es que como el año pasado lo celebramos en el Tuckchesse…- prosiguió la joven  mamá.
-¡Mamá eso fué  el año ante pasado!…-
-Ahhhh de veras…-
-Y el año pasado fue en el Bravissimo, ¿no te acordaí de mi cumpleaños- dijo algo irritada la
hija  y decretó…
– mmhh. parece que tenís memoria a corto plazo-.



Pensamientos

Cuchara


Verónica Cygnus
(26 años- 10/11/07)

De los implementos para alimentarse, el más generoso,
en realidad generosa, es la cuchara de té, café y sopera…sobre todo la sopera.
Si quieren saber de que hablo, tómenla de noble manera,
idéntica a su actuar y existencia.
Comprendo así simplemente, la
música dentro de todas las virtudes de las Ondas Respiradas, acariciadas y llenas
de Gracia Tierna.

Poesía

Río


Verónica Cygnus
(26 años- 18/11/07)

Vida viva…Vida Herida…
Herida del licor de mi hermosa Rosa…
hermosa con minúscula por afirmar,
la Simple libertaria de sus Sorbos Etéreos…
Sorbos de Miel y Hiel,
¡tan Suspirados juncos y espadas Coladas!,
¡con mis Claras derramo lagrimas,
por entenderme indigna!…
Indigna de la Ebriedad de su Beso,
¡de la Estrella en mi frente!,
de mis flancos que Cantan sin Habla.


Poesía

Translúcido


Verónica Cygnus
(26 años- 7/11/07)

Yo Era Bien y me emborraché.
Me emborraché de Existencia,
y olvidé que Existía al Pensar.
Yo fuí tanto en Extenso,
e intenté ser creador,
pero no logré estar exento,
de creación que incita abstracción…
¡estúpido que es incapaz de realidades!,
¡transformé pero tengo pudor de ver…
no, me abstengo de saber!…
Aún con todo, no puedo dejar,
de comprender…
¿merezco tanto Ser?.


Poesía

¿Como debo nombrarte?


Verónica Cygnus
(26 años- 7/11/07)

Un secreto siempre será unico,
su Brillo más Hermoso se esconde,
entre la Luz de su entrega al Bailar…
¿Que es más infinito de tí:
lo que das o la Hermosa Lagrima,
incitada por Conocerte Amplia y Vasta,
Vida, Viva?…
Pero, ¿Eres dentro y fuera de tí? o,
¿siempre te embriagas de Rojo al Besar?…
si te Busco con Urgencia,
la que provoca el Deseo de ahogarse en,
tu Para Que,
¿Estás amado Nectar,
Dolor Humano?.

Cuentos

Un día con Laura


Verónica Cygnus
(26 años- 3/11/07)

Amordazada recientemente y con los ojos vendados, en una nauseabunda celda escucho el gruñir de los perros y sus respiraciones cerca de mi…¿como fue que llegué hasta aquí?…
¡soy inocente, inocente!, grita mi mente cegada…¡tengo pánico, quiero vivir!, me digo al sentir
la proximidad de la cálida luz que traspasa mis blancos obstáculos.
Escucho pasos y ordenan a las fieras para que se detengan:
-¿Por que lo hiciste Laura, por que fuiste con la policía y nos delataste?- preguntaba mientras pasaba su palma burdamente por mi cara-.- ¿No te das cuenta que has puesto en peligro a la familia?-continua quitándome la mordaza-.
-¿Padrastro?…¡po-po-rrr-favorr, ya ba-bas-ta-ta, no me hagas es-to-to, por ffavor, por favor!-.
-¡Tu te lo buscaste, te dije que te quedaras callada!…- y acto seguido me golpeó la cara. Otra vez sentí esa tibieza aflorar y correr por mis labios-…¡ahora sabrás lo que te pasará!…-
-¡No, no, no me toques, bestiaaaa!…- y volvió a golpearme. Desde ahí no recuerdo más. Minutos después me encontré sin la venda en mis ojos pero cubierta de tierra, orina, sucia!, ¡completamente sucia!. Intenté reconstruirme cubriendo mi miseria con los rastrojos de ropa que resultaron de los recuerdos que invadieron éstas paredes, volviéndose realidades asfixiantes mezcla de llanto, vomito explosivo y desvanecimiento ante mis huesos.
-¡Nos vamos, levántate!- dijo el espectro sujetándome por los brazos y en vilo.
-¡No , la brigada de delitos sexuales viene en camino. Te van atrapar. Se terminó- le enrostré zafandome de sus zarpas al recurrir hacia la seguridad potente en la perdida total.
-¡Nadie te creerá, mírate…Tu cordura te condena, estás enferma!- avalanzandose a mí para golpearme.
-¡Ya no más!-y desde mis entrañas , mi vergüenza y rabia, me defendí como gato de espaldas.
Luego de unos segundos logré su derrota. Cuando lo vi completamente enrollado pensé en borrarlo pero ya lo está. Fue así como sentencié:
-¡De alguna forma la Verdad siempre saldrá a la luz, de alguna forma, yo Laura, siempre saldré a la Luz!- y salté por esa ventana con los barrotes sueltos…-¡No disparen señores, mi asesino está encerrado adentro!-. Fue como todo finalizó.