Chiste al tiempo


Verónica Cygnus
(28 años- 4/10/09)
 
 
Segundos que no son primeros,
tampoco primaveros,
pasan tan transparentes,
que ni la palabra los puede hilar,
antes de ser nombrados ya cayeron,
así se desintegran como quien,
se estrella con el aire terricola,
se funde para ser oreado,
como un paso de dueño amnesico,
que pregunta: ¿anduve por aquí?,
y repite su huella de espuma borrada…
¡segundos que son libres de suizos,
de creadores aún más nímios!,
segundo primero que toca,
segundo seguido de árbol,
de tronco,
de savia madera,
hoja que brota y se seca…
segundos…
¡adiós a los segundos de mierda!.
 
 
 
 

Limpieza


Verónica Cygnus
(28 años- 26/09/09)
 
 
Salir corriendo para no volver,
eso quisiera hacer,
¿pero donde caer?,
¡como el río caer,
en tu regazo caer,
en tu boca de justa espada caer!,
ya me ha dolido bastante,
éste vagar tras tus pasos,
¿que me importa perderme,
en tus lagrimas?,
¡si es eso lo que prefiero!,
si contigo soy golpe a las rocas,
y rabia de fuego,
si contigo soy risa al llanto,
respiración serena…
contigo soy y no puedo evitarlo.
¡Llévame entonces canoa,
a su orilla!,
¡llévame a esa lumbrera,
que me suspira!,
del otro lado llévame,
¡que mis huesos se hastiaron,
de los cristales!.
 
 
 
 
 

Anhelo


Verónica Cygnus
(28 años- 16/09/09)
 
 
He dejado mi cuchara,
al lado del reloj y sin proponermelo,
¿significa que me queda,
poco tiempo para volver?,
¿o yo me fijo demasiado en,
los detalles del Existir?,
de todas formas me gustaría,
pensar que la pregunta,
es y por respuesta un sí.
 
 
 

Línea Recta


Verónica Cygnus
(28 años- 10/9/09)
 
 
Tomo mi palabra,
para hacerla guía,
yo sé cual es mi camino,
aunque parezca no haberlo,
canto mi delirio,
para que florezca,
dejo en Sus Manos las mías,
porque será una Gran Aventura,
éste tiempo directo.
 
 
 

La Verdad


Verónica Cygnus
( 28 años- 10/9/09)
 
 
Con mi Vida decido,
éste Destino Divino,
cual es Servir como,
la pequeña Paloma,
en todo momento,
A Mar en mi Sangre, 
a la Única más luminosa,
Abrir con mi Existencia,
Toda puerta,
pues en mí Es la Clave.
 
 

Palpitar


Verónica Cygnus
(28 años- 1/9/09)
 
 
Corre por la sal,
corre a tus alas arco iris,
esperando al sol nacer desde,
tus ojos, tus labios que lo pronuncian,
silenciados los cuerpos,
sales corriendo a nuestro encuentro,
rotos los pies entre las piedras,
corren quebradas bocas,
¡inservibles hasta los humedales,
corren y se van rojos de torrentes!,
¡llorados fueron,
ya desiertos floridos de brotes!,
corriente claridad que palpita,
en clavecín también corredor.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Cruzada


Verónica Cygnus
(28 años- 21/8/09)
 
 
Tan poca sangre llevas,
¡a nadie puedes engañar así!,
y pretendes decir mil luces,
¿luce la luz?…
¡embustera, si estás ciega!…
pero aun así ella con su espada,
traspasa la ceguera,
y me confiesa su lidiar,
también traspasada por la,
hoguera de su espada…
y lloro, lloro feliz dolor,
llanto agridulce por quien,
sus cristalinos se volvieron desiertos…
por mi también con éste silencio,
que nos distancia de día.
 
 
 
 

Resucitar


Verónica Cygnus
(28 años- 21/8/09)
 
 
Parece que tuviera,
tanto en Carmín manzanero,
y cálido…
pero no es así su agonía,
está tan averiado como yo,
mas bien explica mi manera:
a ratos,
a tropiezos,
a olvidos…
pero no lo puedo dejar,
si lo hiciera evadiría por completo,
la responsabilidad de éste sorbo,
amargo,
éste sitio aciago,
es necesaria la hiel con vinagre,
Seré abrasada,
Seré Torbellino,
Seré Vida en Vida.
 
 
 
 

Orear


Verónica Cygnus
(28 años- 4/8/09)
 
 
Es tan temprano,
para escuchar al piano desgranarse,
que provoca el remecimiento,
del sentir la Vida en los hondos,
surcos que tengo,
llagas que respiran,
cauces de hilos acuosos…
no está más la torpeza,
de revelar su intensidad,
galopante de saludos dolientes,
pero debo admitir que,
aun sé de éste existir,
y por el momento sucedido,
doy Muchas Gracias.
 
 
 

¡A la Eurekaaaaaaaaa…!


Verónica Cygnus
(28 años- 31/7/09)
 
 
Sin propuestas a ésta vida,
aunque mucho motivo,
me he abandonado a la sorpresa,
solo a ciegas ¿o no?,
solo me encuentro creyendo,
y ahí me estrello cada vez,
más alto, más fuerte,
dolorosamente pero sin sentirlo,
¡hasta eso desapareció,
si antes gritaba para sentirme,
con existencia viva:
¿que soy ahora?!, 
ya ni siquiera tengo mi reflejo,
¿me quedará entonces sombra?,
perdida en lo Estable,
vagando con el Destino,
riendo de mi ridícula posición,
a carcajadas en la cumbre,
y me oigo con el Eco,
que resuena en el Espacio,
caen gotas como yo,
mientras miro mi Cielo,
diáfano de Cosmos Abierto:
¡Como horroriza ver,
dejándose caer!.
 
 
 
 
 
 

Solo Soy


Verónica Cygnus
(27 años- 31/7/09)
 
 
No poseer mis palabras,
pues ellas mismas se liberan,
de mi presencia que se deshilacha,
por fin soy a pesar de mi,
y el caudal se escurre por los brazos,
desaparezco de cualquier visión,
no sé si estoy,
o mas bien si quiero estar,
¿que es peor: estar en el mundo,
o ser sin el mundo?,
todo se hace nada,
y la nada se vuelve invisible,
voluble como todo,
el ruido sigue afuera, 
mas adentro un silencio de vacío,
he dejado de importarme,
a solo seguir andando…
lo único que logro sentir,
es que quiero volver a Casa,
mi Bella Casa.
 
 
 
 

Aquí hoy


Verónica Cygnus
(27 años- 16/7/09)
 
 
¡No me rendía ante las dudas,
que se hacían presencia,
en mi interior,
¿que me ha pasado ahora?!,
si en mis días con sus noches, 
el estar me ha costado el doble ,
¿porque el miedo al fracaso,
me ha invadido en éstas alturas?,
antes era el sobrevivir la batalla,
ahora sobrevivir a mi batalla,
el hastío de mi misma sin dignidad,
si en largo tiempo heme valorado,
como a una mosca su labor,
el sol que me ha iluminado,
desde siempre adentro,
quebró los bordes de la ceguera,
inundandolo todo,
y ahora puedo decir:
¡son ciertas las virtudes con su inteligencia,
más que las manchas sobrantes, 
de insensatez!.
 
 
 
 
 
 
 
 

Desierto


Verónica Cygnus
(27 años- 4/7/09)
 
 
Es difícil aplanar las dunas,
y por mucho que quiera,
siguen ahí como el barro,
pero en mi angustioso empeño, 
deslizo ésta yema de viento,
y descubro como se mueve,
la mar de arenas,
y mientras derramo lágrimas,
por los olvidos encerrados de cada,
gravilla en las lomas,
porque nadie ve mi transitar,
con pisadas mensajeras,
peregrinas y demoledoras,
¿para que sirve la codicia?, 
porque mis yemas te extrañan,
también al intentar callar.
 
 
 
 
 

Regenerar


Verónica Cygnus
(27 años- 24/06/09)
 
 
Siento mi historia,
desde la primera vez que,
respiré al mundo,
¿cuantas veces más lo he hecho después?,
si entiendo cuantas fueron mis voces,
y me aferro con un abrazo,
a ellas pues fui en el aire,
en salones,
de instrumentos,
y duras tristezas,
por eso compacto la constancia,
de éste Espíritu Rutero,
para sentir si puedo desechar,
las estúpidas actitudes que arrastro,
diciéndome: ¿que tengo?,
y reencuentro mágicamente,
todo lo aprendido,
todo lo compartido,
todas las veces que te he hallado: Corazón Adelante,
así puedo Respirar Profundo en lo Profundo.
 
 
 
 

Ágape bendecido


Verónica Cygnus
(27 años- 22/6/09)
 
 
 
En cada parte de mi,
que se mezcla con nuestra igualdad,
de fuego, tierra, madera, metal,
Vida con Aire,
cual Agua y Harina,
para simultáneamente Ser:
¿que es el soporte, 
según el Espíritu si ni siquiera lo ve?
¿si está en la Unidad?,
de Pan nos desmembramos,
a todo un Pan…
¡o quizás deberíamos!,
y somos levantados en la Felicidad  Enrojecida,
del dolor por libar.
 
 
 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑