Claridad


Verónica Cygnus
(29 años- 18/4/11)
 
 
Bienvenidos todos,
quienes lloran sin llorar,
cuando el dolor llega desde,
un alma tan Albamente,
incendiaria,
es Comprendida tan amorosa,
la Vida,
¡Tan difícil es para otros,
decir que se vive en Verdad!,
y yo he decidido vivir,
con la presente contraposición:
¿si duele tanto,
porque los sentires,
se hacen intensos,
olores, colores,
texturas, sonidos?…
y todo en mi comienza,
a danzar,
para mirar mi Cielo,
diciendo: Gracias, Bienamada,
me siento.
 
 
 

Espacio exacto


Verónica Cygnus
(29 años- 18/4/11)
 
 
Recuperandome luego,
de una larga ausencia,
puedo sentir mi Hogar,
donde viven las personas,
que conocí en mi caminar,
de canas precoces,
¡siempre mis canas,
no solo con éstos ojos,
y me conversan,
cobijan acompañandome,
tras el velo cada vez,
más delgado,
especialmente amada,
sé que aquella,
es mi familia reconocida,
por mis lentos recuerdos.
 
 
 
 
 

Llovida


Verónica Cygnus
(29 años- 14/4/11)
 
 
 
Cansada en sincuenta,
me ahogo entre la dormida,
lengua que hablaba,
por tus labios,
el ensordecedor silencio,
al cruzar el puente,
para un espacio reverente,
¡me duele tanto la existencia!,
no he aprendido a Ser Humana,
mi cerebro languidece,
recordando sus tiempos,
más brillantes,
Ecos solamente,
para ahora,
¡siempre he sido yo,
en grandes cantidades,
al acompañarte!,
y estoy aquí como hace años,
cansada y seca…
solo quiero acurrucarme,
en tu pecho,
y escuchar tus latidos,
para volver a la serenidad.
 
 
 

Pregunta


Verónica Cygnus
(29 años- 10/4/11)
 
 
Mejor sería desarmar,
como lo hacía Picasso,
con sus mujeres,
y tratar de encontrar,
sus ojos para que respondan,
¿quien eres?,
así se abre el Universo,
tan dentro del pecho preguntón,
haciendo florecer lagrimas,
en los ojos míos,
y ahí está la cuestión,
sin necesidad de palabras.
 
 
 
 
 

Cansada


Verónica Cygnus
(29 años- 9/4/11)
 
 
Ya desecha de tanto,
pedir debo silenciar,
un minuto de mis ansias,
de carrera sin destino fijo,
que Rezar al Cielo Amado,
que devorarme todas las palabras,
tratando de encontrar,
la única,
que ver imágenes para,
poderme sosegar,
de ninguna me libero,
tanto movimiento…
¡detén el ritmo!,
y cubrí mi boca.
 
 
 

Contraída


Verónica Cygnus
(29 años- 9/4/11)
 
 
Entre las palabras furiosas,
que logran alcanzarme,
ter digo ahora como siempre,
que me faltan nuestras manos,
par decir mi nombre,
para darle la vuelta al mundo,
tu pincel en Universo,
la obra que componemos,
a una voz,
es pequeña como,
la siento,
te extraño aun,
si fui imprudente,
y podría disculparme eternamente,
solo digo,
te extraño.
 
 
 

 


 
 
 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑